cupedia

18.2.05

Los dos últimos atentados suicidas contra los chiíes se saldan con 16 muertos y más de 50 heridos en el sur de Bagdad.

La mayor festividad Chií, la fiesta de Achura, ha sido el trágico escenario de la muerte de 18 personas y de más de 50 heridos tras los dos últimos atentados suicidas, casi simultáneos perpetrados contra dos mezquitas chiíes del sur de Bagdad. Tras la victoria electoral de este grupo mayoritario de Irak, en su mayoría seguidores del clérigo radical Muqtada al Sadr, Bagdad se ha convertido en una ciudad sin ley donde los secuestros expres a periodistas se suceden diariamente. Dos indonesios han sido secuestrados hoy y ya son cinco los que permanecen en paradero desconocido.
18 muertos y 52 heridos ha sido el sangriento balance de los últimos atentados suicidas perpetrados contra dos mezquitas chiíes de Bagdad y contra una cafetería del barrio chií de Al Sula.
Los atentados fueron perpetrados cuando miles de personas celebraban la festividad de Achura, la fiesta más importante del calendario chií que anualmente atrae a peregrinos de todo el mundo y que este año contaba con una extrema vigilancia, tras el trágico balance del año pasado: 170 muertos entre Bagdad y Kerbala.
Fueron casi simultáneos contra las Huseiniyas (mezquitas chiíes) de Al Kazimein, en el barrio de Abu Techir, en el sur de Bagdad, y la de Ali al Baya, en un barrio del suroeste de la ciudad.
Los terroristas, de filiación desconocida aunque presumiblemente radicales suníes, han elegido en esta ocasión mezquitas "menores", ya que los grandes santurarios que albergan a alguno de los doce imanes chiíes -que fueron los atacados el pasado año- estaban fuertemente protegidos
En la primera mezquita, un suicida hizo estallar un cinturón de explosivos adosado a su cuerpo, justo momentos antes de empezar la oración del viernes, y causó 14 muertos y 43 heridos, según dijo Ehsan Mohamed, encargado del depósito de cadáveres del Hospital Al Yarmuk, al que están siendo trasladadas las víctimas.
El segundo atentado, perpetrado al término de la oración, fue causado por otro suicida, al que "acompañaron" disparos de mortero, pero solo dejó dos muertos (entre ellos el mismo suicida) y nueve heridos.
Secuestros expres a periodistas
A estos hechos se une el secuestro de dos periodistas indonesios, que viajaban para informar de la jornada festiva de Achura, por parte de un grupo de hombres armados, según ha anunciado hoy el ministerio de Exteriores indonesio. Los periodistas pertenecían a la cadena "Metro", y fueron interceptados cuando viajaban de Amán a Bagdad y se han convertido en un objetivo prioritario para lo terroristas.
Juntos a estos dos periodistas indonesios en Irak permanecen la periodista francesa Florence Aubenas y su guía iraquí Husein Hanoun, que desaparecieron el 5 de enero pasado en Bagdad, y la italiana Giuliana Sgrena, cuya imagen fue difundida esta semana en un vídeo grabado por sus secuestradores y en el que pedía la retirada de las tropas italianas de Irak.